jueves, 7 de mayo de 2015

Hilos de ternura



“Un cuento es un abrazo hecho de palabras que se pronuncian con el corazón”, les dije ayer a los chicos de la Escuela Medalla Milagrosa . Muchos de ellos cerraron los ojos y en un silencio indecible se sumergieron en ese mundo nuevo que brotaba de mis páginas. 

Después de leerles “El niño que sabía mirar”,  les pregunté qué habían sentido y uno de ellos me dijo: “¡Felicidad!”. Otro puso una mano sobre su pecho y expresó: “Yo sentí el cuento en mi corazón”.  Una nena, recuerdo bien su nombre, se llamaba Lucía, respondió entre pausas: “Sentí la verdad de las palabras”.

Eran niños de un cuarto grado. No tenían más de 9 o 10 años. Un hilo de ternura atravesaba el aire. Y volví con la hondura de esos niños enhebrada en mi corazón.
Sarah Mulligan