viernes, 14 de noviembre de 2014

MIENTRAS ESCRIBO...


                                                          MIENTRAS ESCRIBO UN CUENTO...

...Suceden pequeñas maravillas, amiguitos míos ... Aunque mínimas, son tan fascinantes, que se convierten en un cuento paralelo…
¿Les cuento…?
Antes de ayer venía caminando y me imaginaba el nuevo cuento que escribiría al llegar a casa: "El Elefante Cantante"… cuando vi en la vereda una etiqueta de colores que me llamó la atención… La levanté y quise sacarle un papelito que tenía pegado cuando me di cuenta que éste decía: "Elefante con sonido"… Ayyy… cuánta emoción me recorrió el cuerpo y el corazón…

Esta mañana, muy tempranito, me aboqué a retocar el cuento y escribí esta frase nueva: "El elefante tenía patas gigantes y, a cada paso que daba, el suelo temblaba de modo alarmante. ¡Hasta el león, que era el rey de la selva, echaba a correr porque venía el atacante!"
No pasaron más que unos pocos segundos cuando entro en el face y uno de mis amigos había colgado este video:
Unos leones corriendo porque se les venía encima el elefante … Ayy ...de nuevo, me estremecí…
Como brillantes gotas de rocío, estas maravillas van cayendo en mi corazón mientras escribo … y me hacen sentir que sí… que es por aquí… que este “Mulligan” de mi vida –como se le llama en el golf al “segundo golpe”, a la segunda posibilidad- es el camino por el que seguir dando pasos…
¡Qué lindo es volver a la infancia y descubrir estos tesoros chiquitos, dulces sorpresas que iluminan nuestro caminar, nuestro vivir…!
Les dejo un suave abrazo del corazón,
Sarah Mulligan

Ilus by Sarah Mulligan